Colegio de La Presentación

Formación en valores

HISTORIA

Ni las guerras detienen nuestros principios. La curiosa historia del Colegio de La Presentación y la guerra de los mil días


Foto historia del colegio de la Presentación
Un Entorno complejo en lo político, lo social y lo humano vivió el Colegio de La Presentación durante los primeros años de su fundación.

La relativa paz que se vivió años antes de tan grande suceso, no duró sino hasta 1899, cuando se inicia la Guerra de los Mil Días, lo que afectó negativamente el proceso de desarrollo a nivel nacional, pero muy particularmente a Santander, territorio en donde nace y termina el conflicto, con la realización de dos de las batallas más importantes.

Foto historia del colegio de la Presentación
El combate de Peralonso en diciembre de 1899, cuando Rafael Uribe Uribe quería tomarse a Bucaramanga y es rechazado por el General Vicente Villamizar, y la segunda, la batalla de Palonegro, (mil días) en mayo de 1901.

En el transcurso de este evento, las Hermanas de la Presentación acuden a los hospitales para atender la emergencia y necesariamente tienen que suspender actividades académicas.

Posterior a este hecho, el Colegio de La Presentación inicia el siglo con paso firme y su crecimiento se hace notorio tanto en número de alumnas como su calidad académica, entregando a la sociedad de entonces generaciones llenas de valores y virtudes, acontecimiento que permanece intacto como objetivo fundamental hasta el día de hoy.

Foto historia del colegio de la Presentación
Sigue el crecimiento escolar de Bucaramanga en este mismo período con la creación en 1905 de la Escuela Nocturna para Artesanos, en 1906 la Escuela Normal de instructoras y en 1915 el Colegio de la Merced.

La cabeza de la Iglesia en Colombia estaba en manos de Monseñor Bernardo Restrepo Restrepo, (1891-1928) y es él quien propicia la venida a Colombia de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y a quienes hoy reconocemos plenamente por sus cualidades académicas, docentes y sus grandes aportes a la enseñanza.

Es entonces cuando se celebra, bajo la dirección del jerarca, el Congreso Eucarístico de 1913 y el Congreso Mariano de 1919.

Foto historia del colegio de la Presentación
Todo este movimiento educativo trae consigo la imposición de teorías sobre la forma de instruir a los educandos y es así como se difunde un sistema educativo de estilo europeo, mediante un modelo de formación integral sobre las tradiciones y todo lo que esto conlleva, las cuales se sostienen hasta mediados de los años cincuenta, momento en el que se gira el esquema hacia la tecnificación para dar respuesta a la necesidad industrial creciente, dando una forma sistemática de educación con programas muy bien planeados para el logro de objetivos definidos previamente en términos funcionales, dando al alumno una dimensión de receptor pasivo.

Esto responde a las necesidades laborales y de producción, intereses inducidos política y económicamente por los países desarrollados, sobre los que prima el ser humano como un mero elemento de producción altamente eficiente.

Foto historia del colegio de la Presentación
Por su parte, la Iglesia también busca fortalecer la educación, considerada de alta influencia sobre las generaciones en formación y se publican las Encíclicas que buscan restar fuerza al monopolio educativo por parte del Estado y respaldándose en la familia como co-educadores, (Encíclica Divini-Illius Magistri, Pío XI, 1929 y Encíclica Summi Pontificatus, Pío XII, 1939).

Bucaramanga no se queda ajena al desarrollo y siguen apareciendo obras a la par de los cambios en la educación.

En esta misma época surgen el diario Vanguardia Liberal en 1919, la Academia de la Historia de Santander, la línea de aviación Scadta en 1920, La Constancia en 1926, la escuela de Protección de María Auxiliadora, el Club Campestre en 1930, el teatro Santander, Gaseosas Hipinto en 1932 y el Colegio de Santander en 1937. En 1948 se da el gran paso a la educación superior con la creación de la Universidad Industrial de Santander. En 1949 se crea el Colegio de Nuestra Señora del Pilar.

Foto historia del colegio de la Presentación
En ese contexto se ubica al Colegio de La Presentación como alternativa única en los procesos de formación humanística con intención trascendente y lo que le catapultó un sitial de honor, al punto de que hoy, en los inicios del siglo XXI, permanece y se proyecta a futuro como una institución del más alto nivel en los rigores de calidad universalmente exigidos.