73 NIÑOS DEL COLEGIO RECIBEN SU PRIMERA COMUNIÓN


El momento en el cual los niños(as) reciben por primera vez el cuerpo y la Sangre de Cristo, es algo muy significativo y trascendente; por este motivo el colegio los ha preparado durante todo el año para que sean conscientes de este acontecimiento y sea un punto de partida para que fortalezcan la madurez propia de su edad e impulsen la formación de su vida humana y espiritual.

En el aontecer de esos días, cada niño(a), realizó pequeñas introspecciones para descubrir el deseo de Dios en sus vidas y para que lo lleve a iniciar un nuevo camino de mejores relaciones en su familia, en el colegio y en su vida de comunidad Eclesial.

Por fin llegó el día esperado, el sábado 12 de agosto se celebró la Eucaristía solemne; en todos los presentes predominaba el color blanco como signo de la pureza del corazón de estos niños(as) que recibirían en sus tiernos corazones la presencia real de ese Jesús amor que los ama intensamente y sólo quiere verlos felices en unión de sus padres y familiares.

La fiesta fue grande porque un grupo de 73 niños y niñas fueron invitados por Jesús a la mesa de la Palabra y la Eucaristía, ellos con entusiasmo y corazón limpio, respondieron a la invitación para recibir por primera vez el cuerpo y la sangre de Jesús. Fue un día especial donde el Señor de una manera especial, nos invitó a despertar nuestra fe, a fortalecer nuestra esperanza y a vivir la alegría y el amor entre nosotros y en familia, para así poder orientar la formación cristiana de estos niños que hoy reciben su Primera Comunión. Padres de Familia, Catequistas y en especial los niños y niñas participaron con inmenso fervor, en las moniciones, peticiones y presentación de Ofrendas.

La Homilía del Sacerdote celebrante se dirigió especialmente al compromiso de los Padres de Familia frente a la formación de sus hijos, insistiendo en su testimonio de vida cristiana, que se vio fortalecido en el acontecimiento de la Primera Comunión de sus hijos pero que debe prologarse durante toda la vida; insistiéndoles que Dios estará siempre acompañándolos con inmenso amor.

Con unas palabras de acción de Gracias por la fiesta Eucarística celebrada y la entonación de la Salve en honor a la Virgen María Reina de La Presentación, culminó este momento tan especial.

HNA. EMMA ILLIDGE
Coordinadora de Pastoral