UN DÍA DE CAMPO CON LAS PALABRAS


La lectura convencional no es una habilidad innata, esta forma de comunicarnos se adquiere progresivamente durante los diferentes niveles de escolarización y en la edad adulta.

Al iniciar el proceso el niño realiza lectura de su entorno inmediato, los gestos y expresiones de sus parientes más cercanos; luego un mundo lleno de imágenes se va incorporando a su léxico y así progresa su capacidad de comunicarse (vocabulario). Después se ve enfrentado a la adquisición de un código escrito que implica habilidades como: identificar, comparar, diferenciar, definir, observar etc.

El niño vive esta etapa de manera muy eficiente al procurar actividades didácticas, lúdicas que generan gran recordación y que marcan de una manera positiva y significativa el acercamiento al proceso lecto-escritor y como apoyo a esto, se realizó con los niños del grado Jardín una actividad que les permitió vivir “Un día de campo con las palabras”.

En medio de la expectativa por el juego y la diversión se entrelazaron momentos donde jugaron a construir palabras a través de dinámicas y compartieron historias y lecturas favoritas.

Agradezco nuevamente la colaboración de los padres de familia, cómplices perfectos para seguir soñando con nuevas aventuras y hacer de la lectura un canal de aprendizaje que da sentido a momentos cotidianos.

MARTHA LILIANA CHONA
Titular Grado Jardín